Las oficinas virtuales

Oficinas virtuales: planteamientos generales

Actualmente el emprendimiento de negocios se ha vuelto mucho más sencillo, en el sentido de que no es necesario tener una locación física para el ofrecimiento de productos o servicios. La llegada de las comunicaciones en línea ha facilitado la disposición de montar oportunidades de venta online, llegando a un número extenso de clientes, sin la necesidad de tener que pasar por el papeleo y la adquisición de locales y objetos que conlleva un proyecto físico.

El punto que manejan las oficinas virtuales, es el contar con una dirección fiscal desde la cual recibir toda la papelería correspondiente y dar soporte a los consumidores; al igual que si se tuviera un negocio convencional. Asimismo cuenta con los servicios básicos de cualquier oficina, como teléfono privado, un sitio web donde exponer su mercancía y empleados que contestan las llamadas o se encargan de administrar los pedidos. Hay una gran variedad de profesiones que disponen de un espacio virtual, como lo pueden ser, la psicología, la arquitectura, el diseño gráfico, la gastronomía y trabajos como asesoría de coaching, imagen o comercio de distintos de artículos.

Ventajas de las oficinas virtuales

Una de las ventajas que brinda el tener una oficina virtual, es la posibilidad de administrar un negocio propio desde casa; algo que es ideal para mujeres con hijos o personas que tienen problemas para trasladarse, por ejemplo. También existe la posibilidad de contactar con otras empresas online y formar redes de negocios entre sí de manera cómoda.

Sin embargo, aunque el iniciar con una oficina de este tipo requiere una inversión mucho menor que si se comenzara en un local, se requiere de una inversión lo suficientemente fuerte como para invertir en distintos factores que garanticen su éxito, tales como promoción y marketing por dentro y fuera de la red, cuidar el diseño del sitio virtual donde se montara la oficina y la adquisición de números telefónicos y correos personalizados para brindar atención al cliente, entre otros.

Las personas que optan con más frecuencia por fundar un servicio en la red, son aquellos profesionistas independientes o recién egresados de las Universidades, que ven en esta opción más futuro que el trabajar para empresas físicas o conseguir una inversión para emprender un proyecto fuera de la web.

Debido a la globalización y el avance de las comunicaciones, las oficinas en línea se encuentran en medio de un tremendo auge que aumenta gracias a la facilidad de darse a conocer al público por medio de redes sociales, vídeos y blogs; y también existe la posibilidad de entablar relaciones de negocios con otros trabajadores o empresas en cualquier parte del mundo.

Hoy en día existen compañías dedicadas a la creación de despachos en línea que venden o rentan. La contratación de uno de ellos es sumamente inferior al costo que conllevaría pagar alquiler y adquirir los papeles de una oficina normal. La posibilidad de las oficinas virtuales se extiende hasta el ámbito internacional, pues es posible adquirir un servicio bilingüe o en más de dos idiomas para países o estados que cuentan con más de una lengua; teniendo de esta manera acceso a un público mayor de potenciales clientes.

Este tipo de despachos sin duda se ha convertido en la gran alternativa de transacciones de hoy.

Fuentes:
http://www.soyentrepreneur.com/aprovecha-las-oficinas-virtuales.html
http://www.gestiopolis.com/canales/gerencial/articulos/14/virtualoff.htm

RESPUESTAS