¿Qué es una reparadora de crédito?

Las reparadoras de crédito son asociaciones que se encargan de asesorar a un individuo que desea liquidar sus deudas. Su manera de trabajar consiste en trazar un plan junto con el cliente, a fin de ayudarle a negociar con los bancos para establecer plazos determinados en los que abonar dinero para saldar un pago pendiente, dependiendo de la cantidad de lo debido. También fungen como auxiliares en la obtención de créditos no bancarios, ofreciendo la posibilidad de limpiar progresivamente un historial crediticio.

Cabe mencionar que dichas sociedades no están contempladas como figura legal en México, lo que significa que se desempeñan a través de manera independiente. Teniendo esto en cuenta, si se desea contratar una reparadora de crédito es importante saber diferenciar aquellas que son seguras de las que pretenden estafar a los deudores.

reparadoras de credito

Una reparadora de crédito que no sea seria, podrá encontrarse anunciada principalmente, mediante volantes y periódicos de acceso gratuito, asegurará poder sacar al adeudado del Buró de Crédito rápidamente; lo que es algo que ni siquiera las reparadoras profesionales pueden garantizar, pedirán una determinada cantidad de dinero como adelanto y después continuarán solicitando abonos mensuales sin preguntar por avales, ni consultar el historial de crédito.

Dichas empresas fantasma son un peligro y las responsables de aportar mala fama a los reparadores crediticios. Como no están reguladas por la ley, el caso de cometer un chantaje y salir impune de la situación es más que probable, terminando por afectar aún más la economía de sus defraudados consumidores y repetir una y otra vez la operación.

A diferencia de los fraudes, las reparadoras de crédito confiables actúan como intermediarias entre los bancos y las personas, generalmente cobrando honorarios en base al porcentaje de lo que logro cancelar o reducir en un adeudo. Brindan asesoría legar en todo momento, revisando los egresos e ingresos de un salario, contactando con avales y estableciendo una cantidad razonable para destinar al pago de las deudas. En una negociación bancaria pueden hasta llegar a buscar la disminución de las mismas, y también se encargan de recibir las llamadas de Departamentos de Cobranza. Algunas ofrecen servicios como el de la tramitación de un reporte de credito especial.

Aunque el auge de las reparadoras de crédito esta en ascenso, se debe estar consciente en todo momento que no son una solución mágica ni definitiva para deshacerse de adeudos; sobretodo si estos son por un monto considerable. Tiene mucho que ver la disposición y colaboración de quién las contrata para ver resultados positivos. Tampoco es una salida automática del Buró de Crédito, desempolvar un historial crediticio lleva su tiempo y sus sacrificios.

Es recomendable, en caso de tener más de una deuda, enfocarse primero a aquellas que cuentan con un documento o pagaré, que comprometan a la persona; a fin de evitar penosos procedimientos por la vía legal tales como demandas o el embargo de una propiedad.

La contratación de reparadoras de crédito, en todo caso, debe ser la última opción a tratar cuando se requiere salir de las deudas. Siempre se pueden contemplar otras posibilidades antes de contratar un servicio de esta índole y en el último de los casos, asegurarse de que sea una asociación confiable y respaldada por la experiencia de otros clientes.

RESPUESTAS