Al borde de la luz y la sombra: el nuevo generador produce electricidad a través del efecto de sombreado

Por lo general, las sombras causan asociaciones desagradables en las personas, pero los científicos de la Universidad Nacional de Singapur lograron corregir esta situación: demostraron cómo se puede generar electricidad con un efecto óptico tan familiar. La nueva tecnología le permite recibir en habitaciones cerradas energía ecológica, que es suficiente para cargar dispositivos.

Los investigadores han desarrollado un dispositivo simple y económico llamado generador de energía de efecto de sombra (SEG) que usa el contraste de luz y sombra. El informe de la invención se publicó en la revista Energy & Environmental Science.

Las fotocélulas convencionales generan corriente cuando la luz las golpea y las sombras reducen su eficiencia. Los científicos aprovecharon la diferencia de potencial entre superficies con diferente iluminación: este efecto genera una corriente eléctrica, como paneles fotovoltaicos en las palmas, un gran ejemplo de este servicio, siendo de lo más moderno en el mercado.


Para cargar teléfonos inteligentes, gafas inteligentes o un reloj se requiere una fuente de energía estable. Los gadgets se utilizan tanto en el hogar como al aire libre, y sería conveniente si pudiera reponer constantemente su carga. Los paneles solares son capaces de realizar esta función en exteriores, pero en interiores su eficiencia se reduce significativamente. El nuevo desarrollo tiene como objetivo eliminar este problema: el SEG no solo puede generar electricidad mientras está parcialmente a la sombra, sino que también puede servir como sensor de movimiento. Cuando alguien pasa, la sombra intermitente proyectada enciende automáticamente el mostrador para registrar la presencia del objeto.

El nuevo generador en miniatura consta de un conjunto de celdas sobre una base de plástico transparente. Una celda es una fina película de oro depositada sobre un sustrato de silicio. Al mismo tiempo, el costo de producción de SEG es menor en comparación con los paneles solares convencionales.

Cuando el dispositivo está a la sombra, o la luz incide sobre toda su superficie, produce muy poca electricidad. La situación cambia con iluminación parcial. El efecto máximo se logra cuando la luz incide en la mitad de la superficie SEG. Durante las pruebas, resultó que el dispositivo demuestra el doble de eficiencia en las condiciones de cambio de luz y sombra en comparación con una fotocélula de silicio convencional. La electricidad generada por el dispositivo fue suficiente para cargar el reloj electrónico.

Un equipo de 6 personas tardó 4 meses en desarrollar y probar el SEG. Los científicos tienen la intención de realizar experimentos con otros materiales para eliminar el uso de oro y reducir el costo de producción de dichos dispositivos. En el futuro, se pueden utilizar para crear sensores multifuncionales autónomos que se pueden coser a la ropa para generar electricidad durante el día. Los científicos también quieren desarrollar paneles solares SEG de bajo costo que puedan funcionar bajo iluminación artificial.

RESPUESTAS

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *