SEO y SEM Qué son y cómo utilizarlos para crecer en Internet

Dentro del gran mundo del marketing digital, existen dos formas primordiales para obtener presencia online, es decir, que el público objetivo dé a parar a tu contenido: estas son el SEO y el SEM. Si bien sus siglas son parecidas, su funcionamiento y resultados difieren, por lo que, hoy, te explicamos sus características y cómo sacarles el máximo provecho con el fin de obtener buenos resultados en las métricas de Google.

Primero de todo, ¿qué es SEO?

SEO, por su parte, proviene del concepto Search Engine Optimization u optimización en motores de búsqueda. Consiste, grosso modo, en la puesta en marcha de estrategias a nivel interno y externo de un sitio web con el fin de que éste aparezca en los primeros resultados de búsqueda.

Por tanto, la importancia del SEO se traduciría en dos factores primordiales, la optimización, como su propio nombre indica, y el aumento de popularidad, que va estrechamente vinculado a ese aumento de tráfico fruto de la mayor visibilidad.

Para que esto sea posible, el SEO se desglosa en dos módulos de actuación interdependientes, esas estrategias a nivel interno (SEO On Page) y a nivel externo (SEO Off Page):

  • El SEO On Page es toda tarea de optimización interna que se lleve a cabo dentro del sitio web y a lo largo de las distintas páginas que la compongan. Mediante variables como un menor tiempo de carga, la inserción de contenido original y relevante, contenido multimedia atractivo, o una adecuada política de seguridad, entre otras, se aumenta la probabilidad de que la página sea rastreable y posteriormente indexada por los motores de búsqueda.
  • El SEO Off Page es todo lo que se hace fuera de la página con el fin de lograr una afluencia hacia la misma. En Internet, esto se traduce como la obtención de enlaces en medios relevantes que estén dirigidos hacia el target al que se quiere hacer llegar la información.

 

SEO On Page y SEO Off Page son, al fin y al cabo, dos caras de una misma moneda, ya que si mediante este último, no sólo se logra un traspaso de autoridad, sino, además, que, de forma permanente, la web figure en medios importantes como blogs especializados o notas de prensa, esto no es más que un vínculo que da a parar a tu web, que conformaría el escaparate principal.

Los enlaces son un puente que conducen hacia tu página, la cual, de no estar correctamente optimizada, repelerá a los visitantes y dará a entender al algoritmo de Google que no se trata de un contenido de fiar, repercutiendo todo esto en un SEO negativo.

Tal y como indica la que ha sido denominada como la Agencia de publicidad en Sevilla más efectiva, un SEO bien hecho, requiere de una correcta armonía y naturalidad para con los buscadores, de modo que se trata de una actividad lenta, pero con unos resultados muy efectivos y duraderos en el tiempo. Por tanto, no sólo animan a los creadores de contenido a invertir en SEO de agencia, sino buscar medios complementarios hasta que los resultados del SEO comiencen a hacerse visibles, entrando aquí en juego el SEM.

¿Qué es el SEM?

El SEM o Search Engine Marketing, consiste en el uso de plataformas de pago como Google Ads para promocionar el contenido de un sitio web. Si bien, busca, al igual que el SEO, un posicionamiento y una visibilidad, éste posicionamiento no es natural, sino de pago, por lo que los resultados sólo son duraderos mientras se continúe pagando la publicidad.

Esta modalidad de resultados de búsqueda se caracteriza por aparecer justo al principio de los resultados con la etiqueta “Anuncio”, o en el lateral mediante imágenes patrocinadas. Se trata de un contenido breve y atractivo que invita al clic, ya que, al recibir dinero a cambio, Google, prefiere seleccionar aquellas campañas que más probabilidades tienen de recibir visitas.

Uno de los beneficios que tiene el SEM es que se pueden utilizar tantas palabras clave como se desee, mientras que, de modo natural, sólo se suelen rankear un par en función de la autoridad de la página. Esto se debe a que los anuncios de Google van al mejor postor, por lo que no hace falta tener un Page Rank alto para competir por las palabras más codiciadas.

No obstante, aunque en la teoría parezca algo simple, la campaña de ads debe ser buena para que la puja salga adelante, por lo que al igual que en el SEO, termina siendo más rentable invertir en profesionales que dominen el desarrollo de anuncios y sepan manejar este tipo de plataformas de pago.

 

Combinar SEO y SEM

Ambas opciones son lícitas, y bien complementadas suponen un valor añadido contra la competencia, lo cual contribuye a la tendencia creciente y a la apertura a nuevos mercados y clientes.

Mientras se van vislumbrando los resultados del SEO, el SEM es ideal, ya que bien hecho, siempre recupera como mínimo la inversión. Incluso una vez que se haya logrado un posicionamiento orgánico óptimo, es interesante valorar el continuar trabajando SEM como un modo complementario de captación de clientes, especialmente en el sector servicios.

Al igual que ocurre con las marcas y comercios tangibles, los proyectos online precisan de estrategias de marketing ajustadas a sus características y objetivos, por lo que nunca está de más solicitar el consejo de profesionales y apostar por lo mejor para el negocio.

 

RESPUESTAS

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *